Resonancia Magnética 1.5T

La imagen por Resonancia Magnética, es el método reconocido mundialmente; como el más sofisticado y exacto en diagnostico clínico, permite hacer cortes más finos (fotografía o imágenes internas del cuerpo) en distintos planos de un tejido u órgano en particular, inclusive reconstrucciones o tercera dimensión, separando en imágenes multiplanares el tejido, el sistema óseo y el vascular; conservando al paciente en una sola posición, las imágenes de la resonancia son tan nítidas que el médico radiólogo puede detectar diferentes enfermedades o padecimientos en sus diferentes etapas.

Tomografía Multicorte

Numerosos avances se han logrado en la técnica de Tomografía Computada Helicoidal, que utilizando los mismos principios de la tomografía tradicional cuenta con un sistema integrado de detectores y tubos de rayos X, que rota alrededor del paciente, con una traslación simultánea del mismo a través de ese sistema. Los datos obtenidos son procesados ya sin la presencia del paciente; por sofisticados sistemas de computación, brindando un modelo geométrico de volumen de toda la sección estudiada.

Ultrasonido Doppler Color

El ultrasonido Doppler se emplea para medir el flujo de un líquido corporal, por ejemplo, el flujo sanguíneo y su dirección. A través del tiempo el ultrasonido ha evolucionado, desde sus inicios con el ultrasonido estático, pasando por el ultrasonido en tiempo real, 2D, 3D, 4D, el de alta resolución, el Doppler, actualmente con el ultrasonido Doppler color; este ultimo es muy funcional para visualizar la funcionalidad y flujo sanguíneo vascular; sea, venosa y/o arterial ( podremos ver en formato digital y/o impresión fotografica en color azul la sangre que viaja al corazon y en color rojo la que regresa al mismo )

Laboratorio Clínico

El Laboratorio clínico es el lugar donde los profesionales de laboratorio de diagnóstico clínico (Tecnólogo Médico, Técnicos Superiores de Laboratorio Clínico, Bioquímicos, Químicos Farmaco biologos (QFB) y Médicos) realizan análisis clínicos que contribuyen al estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de los problemas de salud de los pacientes. También se le conoce como Laboratorio de Patología Clínica. Los laboratorios de análisis clínicos, de acuerdo con sus funciones, se pueden dividir en: Laboratorios de Rutina. Los laboratorios de rutina tienen cuatro departamentos básicos: Hematología, Inmunología, Microbiología y Química Clínica (o Bioquímica).