El Laboratorio clínico es el lugar donde los profesionales de laboratorio de diagnóstico clínico (Tecnólogo Médico, Técnicos Superiores de Laboratorio Clínico, Bioquímicos, Químicos Fármaco biólogos (QFB) y Médicos) realizan análisis clínicos que contribuyen al estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de los problemas de salud de los pacientes. También se le conoce como Laboratorio de Patología Clínica. Los laboratorios de análisis clínicos, de acuerdo con sus funciones, se pueden dividir en: Laboratorios de Rutina. Los laboratorios de rutina tienen cuatro departamentos básicos: Hematología, Inmunología, Microbiología y Química Clínica (o Bioquímica).

Los laboratorios de rutina pueden encontrarse dentro de un hospital o ser externos a éste.

Es importante también considerar, dentro del proceso de análisis, la obtención de las muestras biológicas. Este proceso conocido como toma de muestras, abarca la flebotomía, proceso por el cual se extrae una muestra de sangre; la obtención de otro tipo de muestras, como orina y heces; y la extracción de otros líquidos corporales, como líquido cefalorraquídeo o líquido articular.





Ayuno del paciente: Si exceptuamos la glucosa, los triglicéridos y el fósforo inorgánico, los demás elementos sanguíneos no se alteran significativamente después de un desayuno “normal” por lo que el paciente no precisa guardar ayuno absoluto antes de la toma de sangre. Sin embargo la lipemia provocada por un aumento transitorio de los triglicéridos (como quilomicrones) después de una comida que contengan grasa, puede provocar interferencias con un gran número de determinaciones químicas, debida a la turbidez. La hiperlipemia postprandial transitoria suele desaparecer de 4 a 6 horas después de la comida. “El paciente concurrirá con 6 hrs. de Ayuno para efectuarse cualquier tipo de extracción sanguínea, siendo la excepción la determinación de triglicéridos y perfil lipídico para las cuales el ayuno será de 12 hrs. “ Momento para la obtención de los especímenes sanguíneos Algunas sustancias exhiben variaciones diurnas de importancia. Ejemplo : cortisol, hierro, glucosa, triglicéridos y estriol. Estas sustancias pueden variar de 30 a 50 % durante el día.

A menos que se especifiquen lo contrario, es mejor obtener los especímenes sanguíneos de 7 a 9 hs de la mañana. Las alteraciones están asociadas a los ritmos circadianos o ritmos biológicos, que provocan cambios relacionados con el día. Por ej. La secreción de Catecolaminas es mayor durante el día que durante la noche, excepto en los veladores. Los ritmos biológicos se encuentran adaptados al entorno por medio de los diferentes factores externos que le son propios los ciclos luz/oscuridad y sueño/actividad, la alimentación, la influencia social, las estaciones, la temperatura, la humedad y los campos magnéticos.

Los sincronizadores influyen sobre el “reloj interno” hasta conseguir que este oscile en función de los factores ambientales. “La toma de los especímenes sanguíneos se realizara entre las 7,00 a 9,00 de la mañana, con lo cual se respetan los ciclos circadianos o ritmo biológicos de todos los especímenes “ Ejercicio antes de la toma La actividad muscular tiene efectos, tanto transitorios como de larga duración, sobre diversos parámetros químicos. Los efectos duraderos del ejercicio consisten en incrementos de las actividades de las enzimas musculares medidas en suero, ejemplo: creatinincinasa, aldosa, aspartato-aminotransferasa y lactato-deshidrogenasa. El ejercicio físico prolongado modifica los niveles de cierto número de las hormonas sexuales. El volumen del plasma, esta disminuido significativamente después del ejercicio, después de tres semanas de reposo en cama y después de exponerse al frío. “El paciente no habrá realizado ejercicios previo a la extracción de la muestra sanguínea”