El Ultrasonido es un método auxiliar de diagnostico, el cual consiste en la emisión de ondas sonoras por medio de un transductor, las cuales son por arriba de 1-20 mhz, por lo que no son perceptibles por el oído humano. Estas ondas sonoras chocan con la superficie a analizar y regresan transformándose en energía eléctrica, la cual se traduce en imágenes en una pantalla de un monitor. Este estudio tiene la ventaja sobre muchos otros de ser relativamente de bajo costo, no ocasiona molestias al paciente y tiene un alto grado de especificidad y sensibilidad. Estas ultimas dependen del grado de destreza y conocimientos del médico que realiza el estudio.

Algunos de los usos comunes del procedimiento

El ultrasonido Doppler se emplea para medir el flujo de un líquido corporal, por ejemplo, el flujo sanguíneo. A través del tiempo el ultrasonido ha evolucionado, desde sus inicios con el ultrasonido estático, pasando por el ultrasonido en tiempo real, el de alta resolución, el Doppler, actualmente con el ultrasonido Doppler color y el ultrasonido en tercera y cuarta dimensión.


El notable avance tecnológico del Sistema Doppler color en manos de especialistas experimentados, ha permitido en la actualidad, un gran avance en el estudio de las patologías arteriales y venosas.

El análisis con ultrasonido doppler de las arterias superficiales del cuello y miembros, constituye una herramienta diagnóstica fundamental para la prevención y diagnóstico precoz de una enfermedad epidémica, la aterosclerosis. La localización carótida de esta patología, es detectada rápidamente y el examen Doppler nos permite afirmar con estrecho margen de error, el grado de reducción de la luz vascular.