En que consiste una densitometria osea ( DEXA )

El examen de densidad ósea, también llamada absorciometría de rayos X de energía dual (DEXA) o densitometría ( metodo para vizualizar la densidad ósea ), es una forma mejorada y especifica en tecnología de rayos X que se utiliza para medir la perdida de mineralizacion osea. DEXA es el estándar actual establecido para medir la densidad o grosor mineral oseo (BMD, por sus siglas en ingles).

Un rayos X (radiografía) es un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar las condiciones médicas. La toma de imágenes con rayos X supone la exposición de una parte del cuerpo a una pequeña dosis de radiación ionizante ( Radiación de suficiente energía para disociar átomos o moléculas en átomos o radicales con carga eléctrica en el material irradiado sin riesgo a la salud del ser humano ) para producir imágenes del interior del cuerpo. Los rayos X son la forma más antigua y de uso más frecuente para producir imágenes médicas.

Por lo general, la densitometria DEXA se realiza en las caderas y la zona inferior de la columna vertebral. en algunos casos especiales en niños y en los general despues de los 40 años en los adultos, por lo general se explora la totalidad del cuerpo. Los dispositivos periféricos que utilizan rayos X, también se pueden utilizar el equipo de tomografia computada con un software especial para diagnosticar o monitorear la masa ósea reducida (TCC). Este examen es preciso pero su uso es menos común que la exploración por DEXA debido a su costo y resultado similar.

Algunos de los usos comunes del procedimiento

La DEXA se utiliza principalmente para diagnosticar la osteoporosis, una enfermedad que frecuentemente afecta a las mujeres después de la menopausia o cambios hormonales, pero que también puede afectar a los hombres. La osteoporosis incluye una pérdida gradual de calcio, así como cambios estructurales, provocando que los huesos pierdan grosor, se vuelvan más frágiles y con mayor probabilidad de quebrarse o astillarse.

La densitometria DEXA es también efectiva en el seguimiento de los efectos del tratamiento para la osteoporosis y otras enfermedades que generan pérdida ósea.

El examen de DEXA también puede evaluar un riesgo que tiene una persona para desarrollar fracturas. El riesgo de sufrir fracturas se ve afectado por la edad, el peso corporal, los antecedentes de una fractura anterior, antecedentes familiares de fracturas osteoporóticas y cuestiones relativas al estilo de vida tales como fumar cigarrillos y consumir alcohol en exceso, se consideran estos factores a la hora de decidir si un paciente necesita tratamiento.

El examen de densidad ósea es altamente recomendado si usted:

  • Es una mujer post-menopáusica y no ingiere estrógeno.
  • Tiene antecedentes maternales o personales de tabaquismo o de fractura de cadera.
  • Es una mujer post-menopáusica que es alta (más de 1.79 mts ) o delgada (menos de 50 kilos).
  • Es un hombre con enfermedades clínicas asociadas a la pérdida ósea.
  • Utiliza medicamentos que se conocen que generan pérdida ósea, incluyendo corticoides como Prednisona, diferentes medicamentos anticonvulsivos y determinados barbitúricos, o drogas de reemplazo de la tiroides en dosis altas o continuas.
  • Tiene diabetes del tipo 1 (anteriormente llamada juvenil o insulino-dependiente), enfermedad hepática, renal o antecedentes familiares de osteoporosis.
  • Sufre de una enfermedad en la tiroides, como hipertiroidismo.
  • Sufre de una enfermedad en la paratiroides, como hiperparatiroidismo.
  • Ha experimentado una fractura después de un traumatismo leve.
  • Tiene rayos X que evidencian fractura vertebral u otros signos de osteoporosis.

La evaluación vertebral lateral, un examen de dosis baja de rayos X de la columna para detectar fracturas vertebrales que se realiza con la máquina de DEXA, puede recomendarse para pacientes mayores, especialmente si:

  • Han perdido más de una pulgada de altura
  • Tienen dolor de espalda sin motivo
  • Una DEXA arroja resultados límites.

¿De qué manera funciona el procedimiento?

La máquina para DEXA envía un haz delgado e invisible de dosis baja de rayos X con dos picos de energía distintos a través de los huesos que son examinados. Un pico es absorbido principalmente por el tejido blando y el otro por el tejido óseo. La cantidad de tejido blando puede sustraerse del total y lo que restante es la densidad mineral ósea del paciente.

Las máquinas DEXA cuentan con un software especial que computa y visualiza las mediciones de densidad ósea en un monitor de computadora.

Forma en que debo prepararme

El día del examen usted puede alimentarse normalmente. No deberá ingerir suplementos con calcio en ninguna presentacion durante al menos 48 horas antes del examen.

Deberá utilizar ropa cómoda y suelta, evitando prendas que tengan cierres, cinturones o botones de metal. Se deben sacar los objetos tales como llaves o billeteras que pudieran encontrarse en el área a examinar.

Se le puede solicitar que se quite toda o parte de su vestimenta y que utilice una bata durante el examen. También se le puede solicitar que se quite joyas, dentadura postiza, lentes y cualquier objeto de metal o vestimenta que pueda interferir con las imágenes de rayos X.

¿Cómo se realiza?

Este examen generalmente se realiza en pacientes ambulatorios. En el examen central de DEXA, que mide la densidad ósea en la cadera y la columna, el paciente se recuesta en una mesa acolchada. Un generador de rayos X se encuentra ubicado debajo del paciente y un dispositivo de imágenes, o detector se posiciona arriba.

Para evaluar la columna, las piernas del paciente se apoyan en una caja acolchada para aplanar la pelvis y la parte inferior lumbar de la columna. Para evaluar la cadera, el pie del paciente se coloca en una abrazadera que rota la cadera hacia adentro. En ambos casos, el detector pasa lentamente por el área, generando imágenes en un monitor de computadora.

Usted debe permanecer inmóvil y se le puede solicitar que contenga la respiración por unos segundos mientras se toma la imagen de rayos X para reducir la posibilidad de que ésta resulte borrosa. Los exámenes de densidad ósea son rápidos y no son dolorosos. Pueden ser necesarias evaluaciones rutinarias cada dos años para observar un cambio significativo, ya sea disminución o aumento en la densidad ósea.

¿Quién interpreta los resultados y cómo los obtengo?

Un radiólogo, un médico específicamente capacitado para supervisar e interpretar los exámenes de radiología, analizará las imágenes, quien emitira un reporte a usted con los resultados.

¿Cuáles son los beneficios y los riesgos?

Beneficios

  • La densitometría ósea de DEXA es un procedimiento simple, rápido y no invasivo.
  • No se requiere anestesia.
  • La cantidad de radiación utilizada es extremadamente pequeña—menos de un décimo de la dosis estándar de rayos X para tórax y menos que la exposición de un día a la radiación natural.
  • El examen de densidad ósea DEXA es el método disponible más preciso para el diagnóstico de la osteoporosis y también se lo considera un exacto estimador del riesgo de fractura.
  • No queda radiación en el cuerpo de un paciente luego de realizar el examen de rayos X.
  • Los rayos X por lo general no tienen efectos secundarios en el rango diagnóstico.